I want to erase this whole block

Como locales.

Como locales.

Ok, partamos de la base que cada niño es diferente y tiene tiempos diferentes. Pero un consejo práctico que fuimos aprendiendo al andar es que despacio se disfruta mas. Claro que ya no somos esos mochileros a los 20 con ganas de ver todo en el menor tiempo posible para poder seguir viendo mas. Los niños y también Artur, tienen sus tiempos y disfrutan de estar en la casa, descansando, jugando o lo que sea. La verdad es que yo soy bastante inquieta y no me quiero perder nunca nada, pero aprendí que es mejor elegir los lugares que si o si quiero conocer y quedarnos mas tiempo en ese lugar, para conocerlo bien, ser local por un tiempo y no un turista mas.

 En un parque de Penang, Malasia. Los chicos se hicieron amigos de este grupo de niños y uno fue a su casa a buscar galletas hechas por su mamá, para compartir con nosotros.

En un parque de Penang, Malasia. Los chicos se hicieron amigos de este grupo de niños y uno fue a su casa a buscar galletas hechas por su mamá, para compartir con nosotros.

Nos gusta conocer la gente, los lugares a los que van los locales, jugar en una plaza o ir a esa playa en donde (por favor), hay menos gente. Muchas veces hemos dejado de ver cosas que la gente nos diría: pero cómo no fueron a ESE templo si estaban tan cerca? Se quedaron descansando? Si, lamento comunicarles que nos ha pasado, y si, nos quedamos descansando. Porque hoy este es nuestro estilo de vida. Llegar a entender esto, a mi mas que a los tres hombres de la familia, me llevó mas tiempo. Pero muchas veces elegí hacer un curso te tintura madre, que ir a conocer ese templo imperdible al amanecer. Hicimos también esas cosas, las cuales la mayoría de las veces no salieron muy bien, levantarnos al alba para subir a un auto eterno y llegar a ese templo para ver ese amanecer único y que esté nublado o que esté divino pero que todos tengamos un humor de perros por el sueño y las ganas solamente de estar en la cama.

 Con Mohan, lo conocimos en Melaka, Malasia, en una parada de bus, y como no venía ninguno, compartimos un taxi y nos hicimos inseparables. La boina que tiene Artur, se la hizo Mohan de regalo de despedida.

Con Mohan, lo conocimos en Melaka, Malasia, en una parada de bus, y como no venía ninguno, compartimos un taxi y nos hicimos inseparables. La boina que tiene Artur, se la hizo Mohan de regalo de despedida.

Nos gusta ir despacio, conocer bien a fondo los lugares. Si no nos gusta un lugar, nos vamos, aunque sea LA atracción de Asia, nos vamos a otro que si nos guste. Y aunque estés en un continente, eso de: tenés que ir si o si a Laos porque estás tan cerca! En nosotros no aplica, la libertad de poder decidir hoy mismo si nos vamos o nos quedamos, es lo que mas interesante hace este viaje.

Vietnam, amor y desamor.

Vietnam, amor y desamor.

Hong Kong, como en casa.

Hong Kong, como en casa.