I want to erase this whole block

24hs todos juntos (repito, 24hs).

24hs todos juntos (repito, 24hs).

En Argentina pasábamos mucho tiempo juntos porque Arturo y yo trabajamos de manera independientes y los chicos iban a una escuela libre de la cuál participábamos de manera activa, así que no éramos de esas familias que no se ven en toda la semana. Pero eso es muy diferente a pasar 24hs. todos juntos, bien juntos.

Nuestras ¨rutinas¨ cambian de lugar en lugar, asimismo lo que comemos, donde dormimos, con quién nos relacionamos, que idioma hablamos, todo cambia constantemente.

 A donde vamos, armamos nuestro hogar. Beni es mi ayudante número uno para acomodar las cosas.

A donde vamos, armamos nuestro hogar. Beni es mi ayudante número uno para acomodar las cosas.

Por suerte como soy Miss. Amo mi casa, de cada lugar al que vamos, armamos un hogar, aprendimos que casa no es lo mismo que hogar y que a cada lugar al que vamos, aunque sea por un día, lo hacemos propio en todos los sentidos. Los chicos llegan, a cualquier hotel, guest house, casa de Airbnb, casa de Couchsurfing o donde nos toque vivir, y acomodan sus juguetes y su ropa ya como algo natural. Tienen su espacio para sus cosas y eso enseguida los hace sentir ¨en casa¨, porque hoy somos los cuatro y nada mas que los cuatro, y donde estemos los cuatro juntos, ese es nuestro hogar.

 Risas y risas, sea un lugar chico o grande, así estos tres son (casi siempre).

Risas y risas, sea un lugar chico o grande, así estos tres son (casi siempre).

A veces nos acomodamos como podemos y otras tenemos mucho lugar, así que aprendimos que sea como sea, nos acomodamos igual. A esto me refiero que muchas veces (casi todas diría), a Artur le toca dormir en algún sillón o a los pies de la cama. Son cosas que nunca hubiésemos pensado en hacer no? Pues acá estamos, haciéndolas, disfrutándolas, odiándolas, viviéndolas, pero sobre todo, acá estamos.

En Bali especialmente, disfrutamos mucho de casas súper lindas, pero en Singapur vivimos en un cuarto de 15mtrs y en Japón en un departament de 30mtrs. Aprendimos que estemos donde estemos, si estamos felices y de buenas, todo fluye, ahora si estamos cruzados, cansados y con hambre, agarrate Catalina que se viene el kilombo.

En este viaje reeeeeeee-afirmé que nos llevamos nuestra mochila a donde vayamos. Si pensabas que yendote de viaje, las cosas malas quedaban, bueno no, todo se potencia y sale a la luz enseguida, pero eso es bueno (si se ve con el visto bueno), porque tenemos la oportunidad ahí mismo, in your face, de tratar de resolverlo.

Surgieron cosas y se dijeron cosas que nunca antes nos habíamos dicho como pareja, cosas que no habíamos visto en nuestra familia, nos odiamos profundo y nos amamos aún mas profundo, pasamos por momentos muy difíciles como pareja, como padres y como personas, pero sobre todo nos vimos como individuos bien para adentro, vimos todas nuestras imperfecciones y perfecciones, y aprendimos a amar inclusive esas imperfecciones, pero saben qué? todo esto 24hs. juntos, lo que hace que no podamos escapar de nada, todo hay que resolverlo de alguna manera.

 Todos tenemos nuestros momentos de libertad, sin esos momentos, no funcionamos.

Todos tenemos nuestros momentos de libertad, sin esos momentos, no funcionamos.

Ahora, literalmente nos son 24hs. ya que una pequeña regla que tenemos es tomarnos al menos 2hs. cada uno para hacer lo que queramos hacer. Por ejemplo, una clase de yoga, de surf, ir a hacer algo de deporte, pasear, lo que sea que tengamos ganas de hacer. No siempre lo cumplimos a rajatabla ya que hay veces que viajamos todo el día o recorremos mucho algún lugar, pero tratamos de cumplirlo.

También ayuda mucho el saber que estas no son unas largas vacaciones, sino que es un estilo de vida, hoy, mañana no sabemos, por eso lo vivimos como tal, tratando de no correr para todos lados cual turistas, sino de vivir el lugar mas despacio, adueñándonos de ese momento y lugar en el que estamos para que nos quede guardado adentro, bien adentro.

 Muchas veces se quejan porque les decimos que vamos a salir, pero siempre, encuentran algo divertido para hacer donde vayamos, pura imaginación.

Muchas veces se quejan porque les decimos que vamos a salir, pero siempre, encuentran algo divertido para hacer donde vayamos, pura imaginación.

Los chicos también tienen sus tiempos y necesitan jugar, aburrirse y estar en casa. Por eso no hacemos todooooooo eso que (al menos yo, culo inquieto), quisiéramos hacer. Tenemos que elegir, qué hacer y en qué momento. Por ejemplo ahora estamos en Chiangmai, Tailandia, haciendo una vida de locales absoluta. En este momento los chicos están abajo andando en bici con los amigos del edificio y Artur se fue a jugar al golf. Acá mismo, un momento para cada uno, tan necesario, como el mismo aire.

Así que estar 24hs. juntos tiene muchas contras, pero ni les digo cuántos pros, tal vez es porque estoy en mi momento de paz, pero de verdad estos tres hombres de mi vida, lo son todo, aunque claro, a veces quisiera desaparecer algún que otro día, me muero sin sus sonrisas de mañana, sin sus charlas de hermanos, sin sus caritas de asombro. Estar juntos está bueno y descubrir el mundo juntos ni les digo, pero siempre que cada uno tenga su espacio personal. Como me decía mi papá, primero cada uno es cada uno, y despues juntos.

Bali, primer destino

Bali, primer destino

Soltar.

Soltar.