I want to erase this whole block

Bali, primer destino

Bali, primer destino

Desde Buenos Aires, Josefina, me pasó el contacto de Lucas que vive en Canggu con su familia. Lo contactamos y nos ayudó con todossssss los consejos para llegar, nos recomendó hotel y nos mandó su driver al aeropuerto. Cuando llegamos nos vino a conocer y lo llevó a Artur a alquilar la moto, que mejor recibimiento que este? Enseguida nos sentimos como en casa y hoy Lucas, Rosina y Cata, son nuestros amigos y mas que eso, son nuestra familia de Bali.

Cuando se llega a un lugar por primera vez, todooooooo es nuevo, el idioma, la comida, la cultura, la gente, las costumbres, todo. Es un desafío importante para estar con todas los sentidos al 100% porque no queríamos perdernos nada de lo nuevo que estábamos descubriendo. Además de la adrenalina que generaba haber dejado nuestra casa, familia y amigos. Todo era nuevo en todos los sentidos, pero estábamos listos para lo nuevo, era lo que veníamos a buscar.

 Amo eta foto, asi, toda borrosa. Lucas, Ro, Cata, nuestra familia en Bali.

Amo eta foto, asi, toda borrosa. Lucas, Ro, Cata, nuestra familia en Bali.

Y como todo se descubre, salimos a caminar, aunque acá caminar no es tarea fácil, llegamos a la playa, no se imaginen esa playa paradisíaca, porque Canggu tiene todo lindo, pero la playa no es de arena blanca y mar azul. Acá se surfea. Así que eso hicimos, tomamos clases de surf con el mejor profesor! Como la vida misma, aprender a suerfear es eso, surefear la ola que nos presenta la vida. Nos caímos mil veces, pero cuando sentimos que literalmente estábamos arriba de la ola, controlándola y disfrutándola, todas las caídas y todas las olas que nos aplastaron, valieron la pena.

 Con el mejor profesor de surf de Canggu.

Con el mejor profesor de surf de Canggu.

De a poco fuimos descubriendo esta parte de la isla. Habíamos venido a Bali de luna de miel, pero no a Canggu y la verdad es que nos enamoró. Sin darnos cuenta, estábamos haciendo todo lo que nos gustaba, yoga, surf, los chicos juntándose con amigos y yendo a escuelas divinas, playa, rica comida, nos sentimos en casa. Todo el tiempo hace calor, así que la ropa es liviana, casi no usamos zapatos y esa sensación de vacaciones constantes nos hizo sentir súper cómodos.

En Bali hicimos muchos nuevos amigos y entendimos que además del lugar, la gente lo es todo. A cada paso, conocíamos a alguien que de alguna manera tenía algo en común con nosotros. Nos sentimos de muchas maneras, como en casa, empezamos una vida nueva.

Nos quedamos en Canggu dos meses, primer semana en un hotel para buscar casa. Empezó la búsqueda, encontramos dos súper habitaciones en la casa de Mark, un americano viviendo en Bali que casi no estaba en la casa. Alquilamos los dos cuartos de arriba, con una terraza divina. En esa estadía de dos meses, aprovechamos para recorrer toda la isla. Anduvimos de aventura en aventura. En cada nuevo lugar que vamos, hacemos de lo que sea, nuestro hogar. Me parece que para empezar, desde arriba, nos mandaron este lujo de casa, así nadie (o sea, Camila), se quejaba de nada.

 Casa de Mark, alquilamos dos habitaciones en el piso de arriba.

Casa de Mark, alquilamos dos habitaciones en el piso de arriba.

Alquilamos primero una moto porque yo no tenía ni idea de como manejar una, así que Artur me enseñó, lo cual no fue tarea fácil, pero en una semana ya estábamos todos motorizados. Cuando llegamos a Bali y vimos a las familias de a cuatro en una sola moto, dijimos pero esta gente está loca! Al segundo día los que íbamos de a cuatro éramos nosotros. Manejar en Bali es un caos, pero de cierta manera un caos organizado, muy rara vez la gente toca bocina.

 Almuerzo en los arrozales.

Almuerzo en los arrozales.

Entre las clases de surf, trabajo, yoga y escuela, nos escapábamos a recorrer diferentes lugares de la isla. Cada uno diferente, cada uno con su magia.

Bali es una isla, pero tiene de todo lo que se puedan imaginar, una diversidad para todos los gustos. Si querés saber mas detalles sobre qué hacer, dónde quedarse, dónde comer y esas cosas que todos quieren saber, escribinos.

WE LOVE BALI.

Empezó el viaje.

Empezó el viaje.

24hs todos juntos (repito, 24hs).

24hs todos juntos (repito, 24hs).