I want to erase this whole block

Soltar.

Soltar.

Soltar es una palabra que está hace tiempo en nuestras vidas, porque sin haber soltado, no estaríamos acá. Cuando escucho la palabra soltar o la pienso, visualizo una mano que sostiene a algo o a alguien, que se abre y que eso se va volando. Y casi fue lo que pasó, soltamos y nos fuimos volando. Pero muchas veces siento que algunas cosas no las puedo aún soltar del todo, que hay chips instalados en mi sistema que me dicen lo que tengo que hacer y cómo y cuándo lo tengo que hacer, y esos son los que mas quiero soltar, los que mas hacen lio con mis pensamientos, los que mas trabajo me dan, por ejemplo, el deber ser, de tal o cual manera, el que hay que trabajar de tal o cual manera, el que hay que educar a tus hijos de tal o cual manera.

 Hamaca casera de canasto de verduras, nos gusta reciclar y reutilizar. Estas cosas no las podmeos hacer viajando, asique tambien soltamos eso de que muchas cosas son diferentes cuando estamos en movimiento.

Hamaca casera de canasto de verduras, nos gusta reciclar y reutilizar. Estas cosas no las podmeos hacer viajando, asique tambien soltamos eso de que muchas cosas son diferentes cuando estamos en movimiento.

En fin, tengo la certeza de que como familia y como individuos soltamos, mas que soltamos, vendimos todo, de verdad todo, ni les digo cuando Marie Kondo en su libro me dijo, ese vestido vintage que amas y que fue una joya encontrarlo, te queda tan mal, que nunca lo usas, asique se va, (libro que super recomiendo La Magia del Orden, ese libro que hizo un click, que marcó un antes y un despues). Casi me agarra un ataque de nervios, pero era verdad, ahi estaba en el placard solo para ver lo lindo que era, pero lo mal que me quedaba. Y asi empezó la limpieza de todo en nuestras vidas, tanto de las cosas materiales como de las cosas personales que ya no queríamos ser, ni hacer.

 Muebles, adornos, cosas, todo lo que soltamos. Armé esta casa con tanto amor, y con el mismo amor, la solté.

Muebles, adornos, cosas, todo lo que soltamos. Armé esta casa con tanto amor, y con el mismo amor, la solté.

Vendimos todo. Soltamos fotos, cartas, recuerdos, esas cositas especiles que todos guardamos por años en cajas, bueno, todo eso lo soltamos. Y hoy lo seguimos soltando, otra regla acá es que si entra algo nuevo, algo viejo se va. Y los que mas clara la tienen son estos niños divinos, saben que si hay un juguete o ropa nueva, algo viejo se va. ¿Cuándo a mi, amante de la ropa y de las cosas lindas, se me hubiese ocurrido andar con esta ropa que amo pero que repito día tras día? jamás de los jamases, sin embargo acá estoy. Aprendiendo en el camino a entender que no somos lo que tenemos, no somos lo que vestimos, no somos de lo que trabajamos y mucho menos somos el dinero que tenemos en nuestra cuenta del banco, les cuento que somos la pureza de nuestro ser y que descubrir eso lleva mucho trabajo interior, en el que estoy dando examen todos los días de mi vida, entendiendo y experimentando y sobre todo, aprendiendo de mis hijos que son los que me enseñan que somos hoy mismo, acá mismo, en este momento presente y que este momento presento es todo lo que tenemos.

24hs todos juntos (repito, 24hs).

24hs todos juntos (repito, 24hs).

Los miedos de estar lejos.

Los miedos de estar lejos.